Páginas vistas en total

lunes, 23 de enero de 2012

LA SOPA QUE AMENAZÓ A USUARIOS DE INTERNET

Con esta ley, EU tendría potestad para cerrar cualquier sitio web que tenga contenido protegido por derechos de autor.
Quizás para muchas personas en Colombia, el término Ley SOPA (Stop Online Piracy Act) o ley para detener la piratería en Internet, no pasó más allá de un comentario gracioso a uno de los acompañantes cotidianos de la gastronomía del país. Sin embargo, fuera de cualquier chiste, la polémica ley ‘antipiratería’, junto a la Ley PIPA (Protect Intellectual Property Act) o ley para proteger la propiedad intelectual) levantaron las alarmas entre los usuarios de internet del mundo, y obligaron a que los congresistas de EU engavetaran estos proyectos de manera indefinida.

Pero, si a simple vista estas leyes propendían por un bien para promover la legalidad, ¿por qué tuvieron tan mala acogida entre los grandes de la internet: Google, Wikipedia, Facebook, Twitter, entre otros? La respuesta está, en primera medida, en que el Gobierno estadounidense, a través del Departamento de Justicia, se iba a atribuir poderes hasta ahora insospechados en el libre mundo de internet, prácticamente para suprimir cuentas de usuario, blogs, páginas web, portales, que infringieran las leyes de derechos de autor.

Para explicarlo mejor, si la ley Sopa se hubiera materializado, los prestadores de servicio como Google, Twitter y Facebook se hubiesen visto obligados a monitorear cada dato que circulara por nuestras cuentas de gmail, o de redes sociales, en busca de cualquier asomo de contenido protegido por derechos de autor y, en caso de encontrarlo, suprimir la respectiva cuenta. Lo mismo aplicaría incluso para portales de Internet, lo que hubiera vulnerado la manera en que hoy en día se comparte la información en la web.

Ante una situación así, la supresión del acceso a Internet hubiese sido solo el inicio de una larga batalla jurídica a la que se enfrentaría el usuario de Internet por el hecho de haber ‘pirateado’ con contenido protegido.

Según el experto en seguridad informática Iván Cruz, la razón por la que esta ley generó tanta controversia en el mundo es porque “unas medidas diseñadas en un país, por más importante que sea, pretendían ponerle normas a un fenómeno mundial, que es el cómo se utiliza la internet”.

“Si la discusión de estas leyes se hubieran llegado a aprobar, o se llegan a aprobar en un futuro en EU, igualmente cualquier usuarios en el mundo se podría ver afectado por la sencilla razón de que los servidores (donde se almacena la información de las páginas web) están ubicados, en gran medida, en ese país”, explicó Cruz.

Como fue conocido durante la semana pasada, la polémica ley generó una fuerte respuesta por los grandes de internet: hubo apagón por parte de Wikipedia y Google emprendió una campaña que llegó a millones de usuarios de internet; otro de los actores que se hizo sentir en internet fue la comunidad Anonymous, que llegó al extremo de revelar información confidencial del director del FBI, Robert Muller, como represalia por el cierre de la página de descargas MegaUpload.

Al final, ganó la libertad de información en internet. La Cámara Baja decidió aplazar la votación de la Ley SOPA, cuya próxima discusión estaba programada para mañana, hasta encontrar “un consenso más amplio” y la votación de la Ley PIPA, programada para el 24 de enero, también fue pospuesta.

Los grandes de la web ganaron un compás de espera, pero también existe una fuerte presión de la industria del espectáculo y otros sectores, que pierden miles de millones de dólares al año por la piratería en la web. Según parece, esta fue una batalla de una guerra que apenas empezará.

Polo Díaz-Granados
ELHERALDO.COM

No hay comentarios:

Publicar un comentario