Páginas vistas en total

jueves, 26 de enero de 2012

LA AVENIDA CALLE 170: ENTRE LA DESIDIA Y EL OLVIDO


No hace más de 50 años, cuando Bogotá apenas albergaba menos de un millón de habitantes y la ciudad no pasaba de la calle 72 hasta donde no llegaba el tranvía.

Allí estaba anónima una vía que después bautizamos como la calle 170, que fue abrazada por el tercer puente de la Autopista Norte hacia la década de los 50.  La hoy llamada Calle 170 era apenas una vía rural de dos carriles juntos, tal como lo es la vía que une Zipaquirá con Tocancipá y más adentro con Sopo. La calle 170 comunicaba los municipios de Suba, San Cristóbal Norte, Lijacá (sobre la carretera central) hoy conocida como carrera séptima y que termina en La Caro.

El crecimiento de Bogotá no solo se jacto de expandirse tanto que se trago entero un municipio conocido como Usaquén; La ciudad se expandió más al norte y devoró igualmente a San Cristóbal y Lijacá, pero también al occidente hizo lo mismo con Suba por no mencionar Engativa, Fontibon y Bosa entre otros municipios de Cundinamarca.
                                                                                               
Desde hace una década en la Administración de Peñaloza, y cuando entró en funcionamiento el Portal del Norte de Transmilenio,  a la Avenida Calle 170, le fueron desviados todo tipo de camiones, tractomulas y vehículos de servicio intermunicipal e interdepartamental, y como si fuera poco circula una ruta alimentadora de Transmilenio, han convertido en una trocha intransitable, con el agravante que esta importante vía nunca fue diseñada para el tránsito de tráfico pesado.
  
Esta importante Avenida, que ya no es una simple vía para llegar a fincas de recreo de antaño, es el corredor vial de uso obligatorio de más de 200.000 bogotanos que vivimos a lado y lado de la Avenida Calle 170; Por ella se moviliza una población flotante de más de 300.000 estudiantes, que recorren sus huecos para llegar a colegios y universidades. Desde hace más de una década, su mantenimiento y reparación sigue en los escritorios del Instituto de Desarrollo Urbano (IDU).

Hace poco en el 2008 se entrego su “parcheo, reparcheo y fresado” a la Unión Temporal Colombo Hispánica Ltda., y la interventoría del Consorcio TMK VIAL Ltda., quienes intervinieron en casi 2 años la triste vía desde de Carrera Séptima a la Autopista Norte, pero cuando se ubicaron en la Autopista hacia la Avenida Boyacá, permanecieron un año y tres meses con un resultado nefasto de 200 metros intervenidos. Tiempo durante el cual ocasionaron un permanente “trancón” en tan importante vía que debimos sufrir todos los usuarios de la vía pero en especial los residentes de la UPZ 17 San José de Bavaria (Costado Norte) y la UPZ 18 Britalia (Costado Sur). Los contratistas se “volaron” a la sombra de la noche del 10 de junio de 2011, con la complacencia del IDU, que los protege y defiende como un carcelero a su delincuente.

El 4 de Octubre de 2011, se anuncio que se iniciarían las obras, pero desde la Avenida Boyacá hacia el Oriente, con una inversión de 1.200 millones de pesos, pero esta vez en convenio entre la UMV (Unidad de Mantenimiento Vial) y el IDU. Pero su intervención se hizo desde la Avenida Boyacá al frente Carrefour del Norte (sólo a 200 metros). 
Lo único cierto es que la Avenida Calle 170, hoy es un monumento a la decidía y el olvido por parte del IDU, y que con la escusa que la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá es la responsable del drenaje, se siguen aplazando las obras definitivas que se requieren. En la Avenida Calle 170 hay dos puntos críticos: el tramo entre la Cra. 50 y la Cra. 60 y el tramo entre la carrera 62 y la Avenida Boyacá, sentido oriente-occidente.

Esperamos que esta nueva administración en manos de la nueva directora del IDU, Dra. María Fernanda Rojas, y el alcalde Gustavo Petro, le den una mirada a este permanente detrimento patrimonial y se hagan las obras definitivas que necesita este importante sector de la capital, sin modificar el diseño de la vía para tráfico liviano y transporte público.

LUIS ALBERTO PALACINO H
C. C. 19.270.982 de Bogotá
Residente en Villa del Prado


1 comentario:

  1. Primero que todo una corrección. El consorcio que intervino la Avenida Calle 170 o TROCHA DE LA 170 es el CONSORSIO SOCIEDAD DEL FUTURO COLOMBO-HISPANICA LIMITADA y es el poseedor del contrato IDU- 069/2008 parav la rehabilitación de la vía y el Contrato IDU-091/2008 es la interventoria al contrato idu-069/2008 de los que el IDu y sus funcionaios no quieren hablar en la Acción Popular interpuesta en el Juzgado 18 Adtvo de Descogestión de Bogotá.
    Lo otro ¿ES PORQUÉ ES LA UNIDAD DE REHABILITACIÓN Y MANTENIMIENTO VIAL UMV Entidad del Distrito la que esta interviniendo la vía en diferentes puntos de la 170.
    ¿DONDE ESTA LA PLATICA DE LA PARTE PROPORCIONAL DEL CONTRATO? ES DECIR ¿DONDE ESTAN NUESTROS IMPUESTOS?
    Antonio Maria Saravia - Lider Gestor Accion Popular AvCalle 170. Miembro Organización VEASE

    ResponderEliminar