Páginas vistas en total

miércoles, 27 de octubre de 2010

SISTEMA INTEGRADO DE TRANSPORTE PUBLICO (SITP) DE BOGOTA COMENZARA EN EL 2011.

El Sistema Integrado de Transporte Publico (SITP) es la integración de los diferentes modos de transporte público: el transporte público colectivo con Transmilenio, que se pondrá en marcha en el primer trimestre del 2011. Inicialmente operará en San Cristóbal, Fontibón y Engativá, escogidas como las zonas piloto.  El 15 de octubre de 2011 tendrá que estar implementado en las diez restantes, y se tomará 2 o 3 años en estar completamente desarrollado.

Lo principal es que transformará por completo la calidad de vida de los capitalinos, mejorando ostensiblemente la movilidad, habrá mayor seguridad vial, se acabara la guerra del centavo, y se tendrá una flota organizada, limpia, bien mantenida, con paraderos definidos para recoger y dejar loa pasajeros.

Los usuarios de buses y busetas encontrarán un sistema de transporte totalmente distinto al que existe actualmente. Por ejemplo los pasajeros ya no podrán subirse a los vehículos en cualquier sitio, sino que tendrán que hacerlo exclusivamente en los paraderos; además el pasaje ya no se pagará con dinero en efectivo, sino que lo harán con una tarjeta inteligente como la de Transmilenio.

El SITP tendrá un modelo funcional de rutas jerarquizadas así:
  • Rutas troncales de Transmilenio, cubrirán largas distancias con demanda alta, asistidas por buses articulas (160 pasajeros) y biarticulados (250 pasajeros). Son el eje principal del sistema
  • Rutas urbanas conectarán las zonas de la ciudad de norte a sur y de occidente a oriente, que atenderán los corredores de demanda media, asistidas por buses padrones (80 pasajeros),  buses (50 pasajeros), busetas (40 pasajeros) y microbuses (20 pasajeros). Apoyan a las rutas troncales en el transporte y distribución de demanda.
  • Rutas alimentadoras de Tansmilenio, cubrirán distancias intermedias con demanda media, asistidas por buses padrones (80 pasajeros). Son alimentadoras del las troncales en los portales y estaciones intermedias.
  • Rutas complementarias, cubrirán distancias cortas con demanda media, asistidas por buses (50 pasajeros).  Son intermediarias de las troncales en las  estaciones intermedias y estaciones sencillas de Transmilenio.
  • Rutas especiales, cubrirán distancia medianas de difícil acceso (aéreas rurales) y de baja demanda, asistidas por buses especiales o microbuses.
De esta forma, se atenderán deficiencias en la cobertura del servicio actual. Así mismo se preve que las tarifas no tendrán ningún incremento con la implementación del SITP. Por el contrario, los usuarios que tienen que tomar dos o más buses, notarán una reducción de costos porque el valor del trasbordo será menor que el de un pasaje normal.

El ingreso al SITP se hará mediante una tarjeta personalizada (monedero electrónico de color rojo) o tarjeta no personalizada (tarjeta inteligente de manejo de pasajes) similares a las que se usan en Transmilenio. La empresa encargada del Sistema Integrado de Recaudo, Control e Información y Servicio al Usuario (SIRCI), será seleccionada en una licitación aparte de la operación del servicio de buses. El diseño del modelo establece que con un tarjeta tipo monedero electrónico los usuarios se podrán movilizar en uno o más buses en un solo recorrido.
 
Las zonas en las que se dividirá el Sistema Integrado de Transporte serán Suba oriental, Suba pueblo, Usaquén, Calle 80, Engativá, Fontibón, Kennedy, Kennedy Norte, Bosa, Perdomo, Ciudad Bolívar, Usme, San Cristóbal, y un sector neutral en el centro de la ciudad.

Para el próximo mes se preve la adjudicacion del SITP a los nuevos operadores que presentaron propuestas para el manejo de las 13 zonas.

Desde el mes de febrero del 2010, se instalaron los 20 Comités del Sistema Integrado de Transporte Público (CSITP) locales, y que para el caso de la Localidad de Suba está en el proceso de validacion de rutas y desarrollado Talleres de Socialización del SITP, informando a la comunidad sobre el sistema y en espacial sobre la cobertura que tendrá el transporte en las localidad, permitiendo la participación activa en la definición de rutas, paraderos e identificando zonas de no cobertura.

Carlos Augusto Cubillos Romero
cubillos52@gmail.com

lunes, 25 de octubre de 2010

EL ALCALDE DE SUBA, UNA HISTORIA REAL Y SIN TAPUJOS


Rubén Darío Bohórquez Rincón, es un bogotano de 42 años de edad, once de los cuales los ha dedicado al sector público, desempeñando cargos como Asesor de la Comisión de Gobierno del Concejo de Bogotá, Sub-director Administrativo y Financiero de la Orquesta Filarmónica de Bogotá, Coordinador de Seguridad y Convivencia de la Secretaría de Gobierno en la Alcaldía Local de Kennedy, donde igualmente fue Coordinador Administrativo y Financiero por más de 4 años.

Es Administrador de Empresas, especialista en Alta Dirección del Estado de la ESAP, casado con Dalia Cortázar, con quien tiene dos hijos: Rubén Darío y Jorge Luís.

Rubén Darío Bohórquez Rincón, Alcalde local de Suba es un hombre apasionado tanto por las baladas de Juan Manuel Serrat y Joaquín Sabina, como por la música protesta de Mercedes Sosa.

Pero no todo en la vida de este hombre buena gente, inteligente, carismático y emprendedor ha sido color de rosa, pues desde su tierna edad tuvo que afrontar los rigores de la vida para sobrevivir y antes de dedicarse a la política, arreglaba frenos, vendía flores y fue mesero en una cafetería.

A los 15 años tuvo su primera quiebra económica: “En el año 1983, vendía flores en la Plaza de Paloquemao, por $2 pesos vendíamos un paquete de 25 claveles, y como las ventas era buenas, junto con mi primo Giovanni Hidalgo y un amigo Julio Rodriguez socios en el negocio de la flores, decidimos comprar un producción mas grande a los cultivos del municipio de Madrid. A los pocos días se supo la noticia que un cargamento de flores tipo exportacion enviado a los Estados Unidos fue devuelto por contener cocaína, y como dichas flores fueron comercializadas en Paloquemao a precio mas económico, fui víctima indirecta del trafico de drogas, y tuvimos nuestra primera quiebra, por lo que nos toco abandonar el negocio de las flores y regresar al oficio que sabía hacer: arreglar frenos en un taller, oficio que aprendí de mi padre Jorge Elieser desde los nueve años”.

Este relato sin ningún recato y en forma sincera los hace el Alcalde de Suba y lo exterioriza con orgullo. “Despues de la muerte de mi padre, me vi en la obligacion de ayudar a mi madre Mirta María Rincón con los gastos del hogar y gracias a un conocido, ingrese a trabajar en el Autoservicio Gustavo Restrepo, pero uno de los problemas era que me veían muy joven y no me confiaban los carros para arreglarlos. Tras la muerte de mi padre sobrevino una fuerte crisis y perdí el quinto bachillerato en el Colegio Restrepo Millan, y tuve que matricularme en la jornada nocturna del Colegio José María Córdoba ubicado en el Tunal”.

Sin desfallecer su vida transcurría de día en el taller, de noche estudiando y los fines de semana trabajando en la cafetería que consiguieron con el dinero de la pensión de su padre Jorge Elieser. Pero una nueva prueba sobrevino a Rubén Darío y su familia: “Un domingo en la mañana, un incendio accidental consumió la Cafetería el Glotón, por lo que quedamos de nuevo defendiendo de los pocos ingresos del taller de mecánica en el que estuve trabajando, incluso, el mismo día de mi grado de bachiller. Esa mañana tuve que madrugar mas de lo acostumbrado para reparar los frenos de un bus cuyo dueño pasaría a recogerlo antes de la 6:00 p.m. Pero termine antes y tuve tiempo para arreglarme y llegar al teatro a recibir el grado de bachiller, tras llevar a cuesta el olor a gasolina y grasa. Aroma que en muchas ocasiones me vi discriminado y rechazado”, pero que no estaba dispuesto a dejarse apabullar, mas por el contrario fortalecieron su coraje y le formaron para ser lo que sabemos hoy: El Alcalde de Suba es uno de los nuestros.

Carlos Augusto Cubillos Romero

lunes, 11 de octubre de 2010

AUDIENCIA PUBLICA DE EDUCACION: OBRAS INCONCLUSAS DE LOS COLEGIOS DISTRITALES DE LA LOCALIDAD DE SUBA

El sábado 9 de Octubre se realizo una Audiencia Pública de Educación en el Colegio Ramón de Zubiria de Suba con el fin de tratar el tema de las obras inconclusas de algunos colegios distritales de la localidad.

La Audiencia fue convocada por la JAL de Suba y fue precedida por el presidente de la JAL Dr. Carlos Gabriel Camacho quien presento los demás integrantes de la mese directiva: William Fernando Diaz, Gustavo Rojas Pinilla, William Moreno Romero, Saul Cortes S, Necty Echeverri Mejia, José Yamid Sandobal, Ivan Diaz Tamayo y Diego Fernando Perez.

Asistieron los representantes de las entidades distritales citados: Dr. Carlos Fernando Gonzalez, Director de Construciones de la SED; Dr. Carlos Hernandez, Director Cadel Local de Suba; Jaime Bautista Contralor Local de Suba; Elsa Patricia Olmos, Directora de Seguridad de la Sec. de Gobierno; Clara Ines Monsalve, representante de la Dirección de Educación de la Controlaría de Bogotá; Fernando Moncayo, Director de Derechos Humanos de la Sec. de Gobierno.

También asisteron los ponentes de la problematica de los Colegios: Argemiro Pinzón Arias, Rector de Colegio Ramón de Zubiria de Suba; Luis Alfonso Rivera, Rector del Colegio Simón Bolívar de Suba, y Carlos A. Cubillos Romero, Representante del Consejo de Padres del Colegio Anibal Fernandez de Soto.

El Rector Argemiro Pinzón del Colegio Ramón de Zubiria denuncio que la Secretaria de Educción Distrital firmo un contrato con la Constructora P&P en agosto de 2006 por un valor total de $5'705.889.740 con un plazo de entrega de 9 meses y hoy después de 4 años  y luego de desembolsar el 50% de los recursos la obra del Colegio Ramón de Zubiria solo ha avanzado un 20%, está abandonada y a punto de caerse.

El representante del Consejo de Padres del Colegio Aníbal Fernández de Soto, Carlos Augusto Cubillos Romero, denuncio el estado en que se encuentra actualmente la obra de la Sede B: totalmente paralizada y abandonada desde hace 4 años. Dicha obra que inicio la Secretaria de Educación, como una obra de reforzamiento estructural (cofinanciado con la JAL de Suba), y sin ninguna planeacion decidió el mejoramiento y construcción de una obra con las siguientes irregularidades:
  • Actualmente la obra no cuenta con la licencia de construcción para poder iniciar una contratación que permita terminar la obra.
  • La obra fue iniciada sin tener en cuenta el espacio suficiente que permita desarrollar los índices de ocupación necesarios.
  • No se han presupuestado durante los últimos cuatro años (2007-2010) y subsiguiente 2011, la inclusión de los rubros necesarios para la compra de los predios de posible adquisición. 
Esta denuncia fue respaldada con documentos recibidos de la Sec. de Educación (ver al final), como respuesta a un derecho de petición enviado al Dr. Carlos José Herrera Jaramillo, Sec. de Educción del Distrito, en el que se le solicita el estado del proceso de entrega de la obra de las instalaciones de la Sede B, ubicada en la Cr. 50 No. 140-33.

Tras escuchar estas denuncias el Dr. Carlos Fernando Gonzalez se refirió al tema así: 
  • Bogota tiene 13 obras con problemas dentro de las que se encuentran los dos colegios enunciados de esta localidad
  • La inversión 2004-2008 en Bogotá fue de $1.3 billones de pesos en infraestructura escolar
  • Por el afán de dar cumplimiento al programa de atención en infraestructura escolar, durante la administración de Luis E. Garzón, se iniciaron obras sin las respectivas licencias. A raíz de los anterior, la Alcaldía Mayor, expide la directiva 08 de nov. 8 de 2008, mediante la cual no se pueden iniciar obras sin las correspondientes licencias.
  • Respecto a la solución de la problematica del los dos colegios de esta localidad: se tiene previsto para el Ramón de Zubiría un presupuesto de 3 mil millones pesos adicionales, mas otros dineros que se estan buscando para terminar el proyecto; Para el Colegio Anibal Fernandez de Soto no hay recursos en el momento.
En conclusión, no hay esperanzas ni en este año, ni en el 2011, de una pronta solución para la sede B del Colegio Aníbal Fernández de Soto. Nos sentimos frustrados e inermes al no obtener una respuesta efectiva para la solución del problema.

Nos resta preguntarnos: ¿Dónde está el control político que deben ejercer los ediles de la localidad y los concejales de la ciudad y que están haciendo para denunciar un posible detrimento patrimonial?

Carlos Augusto Cubillos Romero
cubillos52@gmail.com