Páginas vistas en total

martes, 31 de mayo de 2011

MINISTRO DE MINAS Y ENERGIA DESTAPA CAOS Y CORRUPCION EN INGEOMINAS

"Llego la hora de acabar con la piñata de títulos mineros", dijo el ayer lunes 3o de mayo en rueda de prensa, el Ministro de Minas y Energía, Carlos Rodado Noriega al denunciar la corrupción en la aprobación de títulos mineros y violación de los derechos de las comunidades mineras tradicionales.

Afirmó que las irregularidades en la entrega de títulos mineros vienen desde hace varios años y que la labor que adelantó el Ministerio permitió descubrir superposiciones mineras en páramos y parques naturales. "Uno no entiende como, después de promulgada la ley 1382 de 2010, que fue el 10 de febrero de 2010, entre ese día y el 27 de febrero se autorizan 10 contratos de concesión en zona páramo, si es que esa ley prohibía actividades mineras en estas zonas”, expresó el ministro.

Estos casos deben ser investigados por la Procuraduría, Fiscalía y Contraloría”, señaló el Ministro, quien sostuvo que “Casi 500 títulos solicitados por dos personas, uno dice: tendrán capacidad económicas y capacidades técnicas”. Solo uno de estos solicitantes pidió 274 títulos, mientras que la otra persona solicitó 203, motivó por el cual Rodado Noriega ordenó la investigación de estos, pues cree que “deben tener una relación”.

De acuerdo con el ministro: "El Catastro Minero Nacional es una catástrofe" y por eso se suspendió el proceso de aprobación de nuevos títulos y aseveró que “es una situación verdaderamente caótica, asuntos explosivos, estábamos recibiendo una avalancha de 19.700 solicitudes en trámite, más 9.000 títulos otorgados. Más de 28.500 expedientes".

Pese a que al Catastro Minero (herramienta que se utiliza para adjudicar un título minero) se le invirtieron $6.000 millones, Ingeominas tiene que hacer revisiones manuales, lo que podría incidir en la entrega de títulos superpuestos en parques o en zonas fronterizas. O la entrega del mismo título a 12 personas distintas.

Para evitar que se sigan presentando casos de corrupción, que permitieron a funcionarios de Ingeominas entregar títulos mineros, el ministro, señaló que la primera tarea es cambiar el sistema de adjudicación de títulos mineros, es decir, pasar de polígonos irregulares a cuadricula, como se hace en otros países.

El funcionario explicó que el actual sistema se presta para asignar franjas muy pequeñas, que se convierten en corredores de nadie, que si bien tienen dueño, estos no se pueden explotar porque serían inviables.

Estas franjas se convierten en títulos de engorde, de lo cual se aprovechan sus propietarios para venderlos en cifras exorbitantes a empresas multinacionales. Un solo titulo puede costar unos 100 millones de dolares.

Actualmente el área que comprenden los 9.000 títulos adjudicados por Ingeominas es del 0,7 %, es decir, unas 488 hectáreas perdidas, las cuales serán de utilidad una vez sean anexadas a los títulos vecinos.

El viceministro de Minas, Tomás González, señaló que este tipo de situación evidencia que "hubo corrupción en la adjudicación de predios, ya que a nadie le cabe en la cabeza que en una franja de 31 centímetros de ancho por 19 kilómetros de largo se puede desarrollar un proyecto minero de cualquier tipo”.

En el país existen 114 títulos de menos de 0,5 hectáreas que son inviables para explorar y que se convierten en obstáculos para la ejecución de otros proyectos, por esta razón es que la nueva Agencia Nacional de Minería, asumiría todas las tareas de las delegadas en los entes territoriales salir a hacer rondas y adjudicar terrenos para explotación, en zonas donde está permitido de acuerdo con la Ley.

Frente a este tema el Ministro de Minas, Carlos Rodado Noriega, señaló que de acuerdo con la providencia de la Corte Constitucional, la aplicación de una norma, como el Código de Minas, que prohíbe la explotación de cualquier tipo de minería en páramos y parques naturales, debe ser de inmediata aplicación.

Esta será una de las tareas que iniciará el Estado para tratar de reparar las fallas que presentaron en la adjudicación de 36 títulos mineros en parques naturales y la adjudicación de una decena de derechos de explotación minera en páramos, como en el de Santurbán, Pisba, Tota y Chili. Algunos de los beneficiarios de estos permisos son Anglogold Ashanti, Oro Barracuda, Negocios Mineros, y 7 personas naturales.

Lo mas preocupante en el caso de los páramos es que todos los permisos fueron concedidos en la administración del ex Director de Ingeominas, Mario Ballesteros Mejía, días después de entrar en vigencia la Ley 1382 del 2010, que protege a estas zonas de toda actividad minera. De igual manera la entrega a Andrés Rendle, en octubre de 2009, los derechos sobre 2.010 hectareas en Yaigoje Apaporis (Vaupés) 2 días después de que el lugar fuera declarado oficialmente Parque Nacional.

Es alarmante como el gobierno actual en sus primeros 8 meses, se destapan las ollas podridas en todas las entidades del estado, y no se entiende como transcurrieron 8 años de lucha contra la corrupción en el gobierno anterior y no se vieron los resultados.

Yo me pregunto ¿será que los colombianos tenemos la confianza para seguir acudiendo a las urnas o somos unos borregos de la clase política más corrupta que jamás haya existido en Colombia?


Carlos Augusto Cubillos Romero

No hay comentarios:

Publicar un comentario