Páginas vistas en total

viernes, 10 de agosto de 2012

EL ORGULLO PATRIO Y LA VERGUENZA NACIONAL


Hoy Colombia se bañó de oro, por cuenta de Mariana Pajón, al alzarse con la Medalla de Oro en el BMX, en la Olimpiadas de Londres 2012, y convertirse en el máximo orgullo para nuestro país.

Nos hizo vibrar de emoción al ver su excelente presentación enfrentando a duras rivales de muchos quilates, pero que gracias a su tenacidad, confianza en sí misma, al compromiso con su país, no hizo olvidar de todas las cosas adversas que vivimos día a día, pero que colombianas y colombianos como los que nos representaros en este evento mundial, nos impulsan a seguir luchando.

Algo para destacar, es que nuestra Reina del bicicrós, empezó su carrera deportiva desde muy temprana edad, compitiendo con sus hermanos, sin escenarios adecuados y con el apoyo incondicional de su familia.

Los Medallistas de Plata
También hay que destacar la representación de Rigoberto Uran, Oscar Figueroa y Catherine Ibargüen, que alcanzaron Medalla de Plata en sus respectivas modalidades.

Cada uno demostró su pundonor, su coraje y su amor por su país, así las condiciones en las que crecieron no fueron las más favorables.

Muchos colombianos sufrimos y a la vez gritamos de júbilo sus merecidos triunfos, premio a su persistencia.

Los Medallistas de Bronce

Y no  menos que sus anteriores compañeros, Yuri Alvear Orjuela, Oscar Luis Muñoz Oviedo, Jackeline Rentaría, y Carlos Mario Oquendo Zabala, lograron sendas medallas de Bronce, en sus respectivas disciplinas deportivas, poniendo muy alto el nombre de Colombia, fruto de tenacidad y esfuerzo.

Aquí esta nuestro orgullo patrio: FELICITACIONES, Y GRACIAS A NUESTROS HÉROES.

La Vergüenza Nacional
  
Estos honorables congresistas, son el vivo ejemplo de unos servidores públicos que están convencidos que la credencial los avala para decir y hacer lo que les venga en gana. Son los campeones de la desfachatez y el cinismo. 
Estos son los 12 senadores que votaron la Reconciliación  de la Reforma a la Justicia, y que dio al traste con la credibilidad del Congreso Colombiano, pues en su denodado esfuerzo por legislar a espaldas del país y a puerta cerrada, impulsaron la conciliación de la Reforma a la Justicia, logrando introducir varios orangutanes que podían haber dejado en el limbo jurídico a unos 1.500 congresistas, ex ministros y otros altos funcionarios que son investigados y procesados por diversos delitos, al tiempo que suprimían el mayor castigo a un legislador: la muerte política.


Colombia está rompiendo otro récord mundial: 12 de los últimos 13 presidentes del Congreso han tenido que rendir cuentas con la Justicia. Cuatro de ellos están condenados.

Son causa de indignación nacional, y solo tenemos que actuar para que esto termine. Tenemos varias opciones: Pedir la revocatoria del Congreso; no votar más por los actuales congresistas comprometidos en estos escándalos, en las próximas elecciones; o hacer algo radical y contundente, votar en blanco por el senado y obligar a que se cierre este órgano legislativo, y que disminuya el numero de congresistas. Actualmente los 262 congresistas nos cuestan aproximadamente la suma de 27.347 millones de pesos mensualmente, es decir la no despreciable suma de 328.167 millones de pesos anuales. Si se redujera a menos de la mitad de estos servidores públicos tendríamos una unos recursos suficientes (unos 168.000 millones de pesos anuales) para apoyar a nuestros deportistas que dejan muy en alto el nombre Colombia, con dignidad y decoro. Todos a votar en blanco contra esta clase política desprestigiada y corrupta.


No hay comentarios:

Publicar un comentario