Páginas vistas en total

martes, 26 de abril de 2011

NUEVA OLA INVERNAL 2011: CATASTROFE NACIONAL.

Ola Invernal 2011 - Av. Chía
Al menos 29.100 personas quedaron damnificadas por nuevas inundaciones y desbordamientos de los ríos en el país por efecto de las lluvias. Se elevó a casi 160.000 el número de damnificados por el actual período lluvioso, según los registros de la Cruz Roja Colombiana (CRC), que indican que las precipitaciones dejan en lo que va del año: 93 muertos, 52 heridos y 12 desaparecidos.

"La situación continúa delicada por cuanto sigue lloviendo en buena parte de los 24 departamentos que tenemos afectados", dijo César Urueña, director del Socorro Nacional de la CRC.

Las dos temporadas lluviosas de 2010 y la primera de 2011 dejan al menos 415 muertos, 489 heridos y 2,98 millones de damnificados, subrayó el director del Socorro Nacional de la CRC.

Para la atención de emergencias de la temporada invernal se había previsto que le podría costar al Estado unos 823.151 millones de pesos, según lo había dado a conocer en marzo, el Director la Asociación de Corporaciones Autónomas Regionales y de Desarrollo Sostenible (ASOCARS) Ramón Leal Leal, por disposición de los decretos de emergencia social, económica y ambiental (4629 de 2010 y 0141 de 2011). 
Ola Invernal 2011 - Variante Chía
Lo cierto es que hasta ahora se han desembolsado 317 mil millones de pesos de recursos públicos para atender las emergencias humanitarias causadas por el invierno, que deja casi 3 millones de afectados y 417 muertos desde el año 2010.

Para el presidente Juan Manuel Santos, las Corporaciones Autónomas Regionales (CAR), son las directas responsables de la gran magnitud del desastre provocado por la ola invernal que afecta al país, y se alista a intervenirlas.

El vicepresidente Angelino Garzón les pidió a los organismos de vigilancia y control que realicen una investigación a las Corporaciones Autónomas Regionales (CAR), para que les exijan mayor esfuerzo para mitigar los efectos del invierno, ya que, “se encuentran en deuda con el país y el Estado” afirmo el viceprecidente Garzón.

Para nadie es un secreto que las CAR, necesitan una intervención porque están permeadas por la corrupción y son fortines políticos, no son las únicas y completas responsables de lo sucedido, y en ese orden de ideas si de culpables se trata, en la lista también deben estar las alcaldías, las gobernaciones y el ministerio de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial.

En este sentido, como ambientalistas, creemos que las Corporaciones Autónomas Regionales (CAR), compartimos la decisión del gobierno deben ser intervenirlas.

Lo que no compartimos es el grado de responsabilidad que se les ha querido asignar en la falta prevención de desastres. Las responsabilidades no son exclusivas de las Corporaciones Autónomas Regionales (CAR), todo el Sistema Nacional Ambiental, tiene responsabilidades compartidas por no haber prevenido y mitigado los efectos del Fenómeno de la Niña.
Ola Invernal 2011 - Floricultores De Chía
Las corporaciones tienen responsabilidades que tienen que ver con la prevención de desastres, pero son limitadas. La prevención es responsabilidad fundamental del Sistema Nacional de Prevención de Desastres, que está en manos del Ministerio del Interior, y me llama la atención que haya pasado de agache en esta crisis y todo se haya volcado hacia las CAR”, asegura Manuel Rodríguez, experto ambiental y ex ministro de Ambiente.

Lo único cierto por ahora, es que la suerte de las CAR aún está en vilo. El senador Juan Lozano Ramírez, ex ministro de Ambiente, explicó que lo que se busca es cambiar el origen de la designación de los directores de las corporaciones, que tendrían un perfil más gerencial, así como la composición de las juntas de las CAR, actualmente compuestas por representantes del Presidente de la República, del ministerio del Medio Ambiente, del sector privado, de las Organizaciones No Gubernamentales (ONG), y de las comunidades indígenas y negras. Lo más probable es que termine peor de politizadas, o en el peor de los casos no pase nada, como lo sucedido con el tan cuestionado Departamento Administrativo de Seguridad (DAS).

Ola Invernal 2011 - Ubate
El ministro de agricultura Juan Camilo Restrepo hizo fuertes críticas a algunos alcaldes y gobernadores a quienes responsabilizó de las demoras que se están presentando para hacer efectivas las ayudas que dispuso el gobierno para atender la difícil situación de los agricultores, floricultores y ganaderos afectados por la ola invernal.

Dijo que, muchos mandatarios locales se están haciendo los “morrongos”, los locos o jugando políticamente para no expedir un certificado con el que se acredita la calidad de damnificado por el invierno y se obtiene el derecho a acceder a los alivios.

El certificado, que debe ser expedido por el Comité Local de Prevención y Atención de Desastres, CLOPAD, es indispensable para recibir las ayudas dispuestas por el gobierno. El ministro informó que 300 mil millones de pesos se encuentran en caja hace algún tiempo para aliviar la situación de los afectados.

Ola Invernal 2011 - Utica
Hoy recordamos con rabia y vergüenza cómo el programa de Agro Ingreso Seguro (AIS) del Ministerio de Agricultura (en el gobierno de Álvaro Uribe) entregó millonarios subsidios no reembolsables a terratenientes con grandes influencias políticas y vínculos con la parapolítica, hoy esos subsidios no reembolsables deberían estar beneficiando a los agricultores, floricultores y ganaderos que han sido damnificados por la ola invernal.

Dice el refrán popular “en rio revuelto ganancia de pescadores” al que debemos agregar “en ola invernal ganancia de politiqueros”. Ahora se requieren soluciones y resultados a la emergencia invernal y menos palabrería y más acciones. Toca bajarnos de la locomotora de la prosperidad democrática a empujar el tren de la sabana repleto de damnificados de Chia, Cajica, Ubate y del resto del país, pero todos, para salvar nuestro país, de esta catástrofe nacional, antes que terminemos con toda seguridad en una pobreza absoluta.

Carlos Augusto Cubillos Romero
cubillos52@gmail.com


No hay comentarios:

Publicar un comentario