Páginas vistas en total

sábado, 15 de septiembre de 2007

MANTENIMIENTO MALLA VIAL DE BOGOTA

La situación de la malla vial en la capital es crítica, a pesar que el Concejo de Bogotá ha aprobado el presupuesto y cupo de endeudamiento, recursos asignados al IDU para solucionar los problemas más críticos de las deficiencias en el mantenimiento de la malla vial.

Este problema de la malla vial tiene origen en la absurda decisión de administraciones pasada de olvidar su mantenimiento, en la ilógica decisión de acabar con la Secretaria de Obras Publicas, y en la desacertada decisión de desviar recursos de la sobretasa a la gasolina en 50% para el mantenimiento de las vías troncales de Transmilenio, definidos inicialmente en el Acuerdo 21 de 1995, que destinaba en 100% para la recuperación de la malla vial.

Las cifras dan cuenta de ello: 
  • Las metas del Plan de Desarrollo en el eje Urbano para el 2006, se contemplaban 5 proyectos sobre malla vial, donde el avance es inferior al 40%. 
  • Solo el 30% del presupuesto del IDU está destinado al mantenimiento de la malla vial del Distrito, esto sin incluir las obras de Transmilenio en las que el IDU ha tenido que reparar alrededor de 662 km. Por mala selección de materiales en aproximadamente 1.099 losas, en donde el costo es cercano a los $6.000 millones de pesos.
El estado de los 15.384 kms. carril de la malla vial de la ciudad, se distribuye según el tipo de vías, de la siguiente manera:
  • La malla vial arterial principal, con 2.715 kms. carril es el 18% del total de la malla vial y corresponde a las avenidas principales por donde circula el tráfico pesado, el 44% (1.199 kms. carril) se encuentra en regular o mal estado.
  • La malla vial intermedia, con 4.071 kms. carril es el 27% del total de la mala vial y corresponde a las vías que comunican los barrios con las avenidas principales y por donde además transitan buses colectivos y alimentadores de Transmilenio, el 90% (3.654 kms. carril) se encuentran en regular o mal estado. 
  • La malla vial local, con 7.720 kms. carril es el 50% del total de la malla vial y está conformada por las calles de los barrios, con el 72% (5.581 kms. carril) se encuentran en regular o mal estado, es el componente más afectado, dado que representa el mayor componente del total de la mala vía de la ciudad, y que afecta tanto a usuarios de las vías como a los residentes que ven desvalorizados los sus inmuebles y compromete seriamente su calidad de vida.
El Instituto de Desarrollo Urbano (IDU) cuenta con más de 400.000 millones de pesos de recursos provenientes, en su mayoría, del impuesto a vehículos automotores y del 50% de la sobretasa a la gasolina. Sin embargo, se estima que para recuperar toda la malla vial de la ciudad (excluyendo la rural) se necesitaría una inversión de 7,2 billones de pesos. Por eso la administración distrital buscó, mediante el Proyecto de Acuerdo 505 del 2006, la aprobación del Concejo para aumentar el cupo de endeudamiento y permitir así la destinación de mayores recursos para este propósito.

Después de 5 sesiones de debate, el Concejo aprobó por 26 votos positivos contra 17 negativos, la aplicación del cupo de endeudamiento del Distrito capital en 362.000 millones de pesos, discriminados de la siguiente manera: 42% para la malla vial arterial; 3% para la malla vial intermedia; 43% para malla vial local; y 12% para vías rurales, espacio público y puentes peatonales.

La ampliación del cupo era necesario ya que la mayor inversión de recursos del distrito se ha destinado a la malla vial nueva y muy poco al mantenimiento de la ya existente.

Los recursos del cupo de endeudamiento cubren solamente el 5% de lo necesario para la reparación de la malla vial, por lo cual hay que pensar seriamente como allanar esta brecha tan grande, que de no tomarse acciones inmediatas el problema se torma inmanejable.

Las posibles soluciones que habría que emprender son:
  • Se debe pensar en dejar el 100% de la sobretasa a la gasolina para financiar el mantenimiento de la malla vial.
  • Cambiar la sobretasa a la gasolina, como sobretasa a los combustibles en igual porcentaje para todos a todos los combustibles usados por los vehículos que transitan por las vías (gas, diesel, biocombustible) y se obtendría mayores recursos.
  • Hace un plan de inversiones, que incluya las metas anuales que se deban priorizar y las fuentes de financiación, para hacer una utilización eficiente, no solamente de los recursos de endeudamiento público, sino también de los recursos obtenidos por los impuestos.
  • Implementar un plan de mantenimiento de la malla vial donde se contemplen dos tipos de mantenimiento: el mantenimiento correctivo, para recuperar la malla vial que nos ha sido atendida oportunamente y el mantenimiento preventivo, precisamente para evitar que se deteriore a tal punto que después haya que invertir más recueros. No solo se deben hacer inversiones reactivas sino preventivas ya que a largo plazo resultan siendo un buen negocio para la ciudad, porque el costo de invertir en reparación es hasta 15 veces mayor que el de invertir en prevenciones. La inversión actual para recuperar las vías es de 1200% más de lo que se hubiera podido evitar con un programa de mantenimiento preventivo.
Con estos parámetros se debería adelantar un juicio político a las administraciones pasadas, que equivocadamente le causaron un detrimento patrimonial a la ciudad, al no proteger uno de los activos más importantes, el cual son las vías de la ciudad.

Carlos Agusto Cubillos Romero

No hay comentarios:

Publicar un comentario