Páginas vistas en total

martes, 3 de abril de 2012

HOSPITAL SAN JUAN DE DIOS: 289 AÑOS DE HISTORIA Y 11 DE OLVIDO


En 1723 fue fundado el Hospital de San Juan de Dios, con el nombre de Jesús, María y José, para ampliar el servicio que prestaba el San Pedro que solo tenía 6 camas. La construcción inicial se hizo en la novena con once, hoy centro de la ciudad y por esa época sector rural. Se aumentó a 60 el número de camas y la responsabilidad de la administración se entregó a la Orden Hospitalaria San Juan de Dios.

En 1926 se practicó la primera cirugía cuando ya el Hospital había sido trasladado a los terrenos de la Hacienda La Hortua, hoy calle primera entre las avenidas décima y Caracas. Hasta hace pocos años fue el único Hospital Universitario de Bogotá y además el más rentable de Colombia y Latinoamérica.

El Hospital San Juan de Dios, fue cerrado hace 11 años tras ser intervenido por la Superintendencia de Salud el 21 de septiembre de 2001, debido a inviabilidad financiera y comenzó su liquidación bajo la dirección de Ana Karenina Gauna Palencia, como agente liquidador del Hospital San Juan de Dios.

En 2002, mediante la Ley 735, declaro al Hospital San Juan de Dios y al Instituto Materno Infantil como Patrimonio Cultural de la Nación por su valiosa contribución a la salud del pueblo y su extraordinario aporte científico. En marzo de 2005 se declaró que el Hospital San Juan de Dios no existía como fundación y que se trataba de un establecimiento de beneficencia del Departamento, por lo cual no podía ser liquidado, como consta en una carta enviada por el procurador Edgardo Maya al entonces gobernador Pablo Ardila. Sin embargo, en el Acuerdo Macro de junio de 2006, el Departamento nombró una liquidadora para que elaborara corte de cuentas en materia de salarios, prestaciones, pensiones y otras obligaciones.



Liquidación irregular

La liquidadora del Hospital San Juan de Dios, Ana Karenina Gauna Palencia, vendió a un particular, de manera irregular terrenos donde funcionaban los parqueaderos del Instituto Materno Infantil, que forman parte del centro hospitalario San Juan de Dios que fueron declarados Patrimonio Cultural de la Nación, desde el año 2002.

La liquidadora tendrá que responder a quién le vendió y por cuánto, porque no lo podía hacer, pues los bienes que son Patrimonio Cultural de la Nación son inembargables, imprescriptibles y no son enajenables.

Adicionalmente, Ana Karenina Gauna Palencia, arrendó los consultorios del Hospital Materno Infantil al Hospital de La Victoria, con pago mensual por parte del Distrito de $220 millones. En ese lugar atendían más de 200 niños diarios y ahora solo atienden 13 ó 15

Igualmente vendió irregularmente un lote al cancerológico del complejo San Juan de Dios, por montos que se desconocen.

Por las acciones realizadas por la liquidadora, varios particulares interpusieron el 11 de junio del 2011, una acción popular, que falló el Juzgado 41 Administrativo del Circuito.
                 

La juez Lilia Aparicio Millán le ordenó, entonces, a la liquidadora suspender todo proceso de liquidación, venta, enajenación o entrega a cualquier título, de todo bien mueble o inmueble de propiedad del centro hospitalario San Juan de Dios.
Fotografía de: Nicolas Van Hemelryck - sanjuansindios.com
El futuro del Hospital San Juan de Dios

El alcalde, Gustavo Petro, ha mostrado interés por reabrir el Hospital San Juan de Dios, porque será el eje de su política de la atención primaria en salud en Bogotá.

Pero, hasta ahora, la Secretaría Distrital de Salud se ha tropezado con unas instalaciones deterioradas, en ruina y ocupadas por ex trabajadores del hospital y otras personas.

Además, tendrá que destinar una cuantiosa suma para pagar los salarios y atender la carga pensional de los empleados que nunca fueron indemnizados, ni jubilados, y que la Corte Constitucional, ordeno que el Ministerio de Hacienda debe aportar el 50% de los dineros, el 25% lo debe desembolsar el Departamento de Cundinamarca y la Beneficencia,  y el resto el Distrito Capital.

Carlos Augusto Cubillos Romero
cubillos52@gmail.com

2 comentarios:

  1. que tristeza designaron una persona liquidadora para solucionar el problema de la fundacion pero puso intereces propios .Que izo con los dineros de los terrenos que vendio, con los terrenos que arrendo . a los trabajadores no nos tiene en cuenta no existimos para ella ni para el gobierno .Petro quiere hacer algo y no lo dejan asi es alque quiere hacer le cortan las alas y le dañan la imagen .

    ResponderEliminar
  2. Damos reconocimiento especial al Sr. Nicolas Van Hemeryck - Premio Colombo Suizo de Fotografía, por permitirnos usar una de sus fotografías para ilustrar nuestro artículo.

    ResponderEliminar