Páginas vistas en total

sábado, 4 de diciembre de 2010

ADJUDICADOS OPERADORES DEL SISTEMA INTEGRADO DE TRANSPORTE PUBLICO EN BOGOTA


En una larga jornada, el pasado martes 2 de noviembre, se entregó 12 de las 13 zonas del SITP. De las 11 empresas que se presentaron, nueve ganaron contrato, y se quedaron con una tajada de la torta, la audiencia de adjudicación terminó en aplausos.

Al cierre de la licitación, se presentaron 11 oferentes con 53 propuestas,  la zona de Perdomo quedó pendiente y será asignada en segunda ronda. Con esta medida se reducen de 66 empresas a 13 operadores en la ciudad.

Las Zonas Troncales quedaron en manos de:  
  • San Cristóbal - Express S. A.
  • Usaquén - Express S.A.
  • Engativá - Gmóvil S.A.S.
  • Fontibón - Promesa de Sociedad Futura Coobus.
Las zonas subsidiarias serán operadas así: 
  • Calle 80 - Este es mi Bus.
  • El Tintal/Zona Franca - Este es mi Bus.
  • Kennedy - Masivo Capital.
  • Suba Oriental - Masivo Capital.
  • Suba Centro - Egobus.
  • Ciudad Bolívar - Organización Suma S.A.S.
  • Bosa - Empresa de Transporte Integrado de Bogotá S.A.S.
  • Usme -Tranzit S.A.S.
Luego de dos años y medio finalmente concluyó el proceso de estructuración técnica, financiera y legal del SITP.

“El objetivo final es acabar con la guerra del centavo”, indicó Herbert Ramiro Rivera, representante de la empresa Masivo Capital, que administrará las zonas de Suba Oriental y Kennedy.

La idea es hacerlo mucho más efectivo. La exclusividad nos va a permitir desarrollar el transporte por nuestra zona”, afirmó Daniel Murgueitio, representante del consorcio ‘Este es mi Bus’, que manejará las zonas de Calle 80 y Tintal.

Jorge Orlando González, el representante de Egobus, indicó que “se disminuirá el número de rutas, pero aumentará en casi 10 mil el total de conductores de servicio público”, que administrará la zona de Suba Centro.

Los conductores serán contratados con salarios fijos y tendrán todas las prestaciones legales.

De igual manera, se reducirá el parque automotor, con lo que disminuirán los trancones, la contaminación, la accidentalidad. Además, habrá construcción de paraderos fijos y aumento de empleos, entre otros factores.

El nuevo sistema de transporte público ofrecerá a los usuarios buses modernos, limpios, con acceso a discapacitados y menos contaminantes, tal como lo hace Transmilenio.

Los pasajeros tendrán un tiempo máximo de 75 minutos para poder cambiar de un vehículo a otro sin pagar doble tarifa. Además, se acabará el pago con dinero en efectivo y a cambio, se utilizará una tarjeta inteligente similar a la de Transmilenio.

“Los ciudadanos no tendrán el temor de que el bus lo atropelle, lo deje en la mitad de la vía, los accidentes, el incumplimiento de horario y la poca cobertura de ahora. Hoy todos los transportadores quieren las mejores rutas, pero no atienden las zonas de la periferia y esas zonas también necesitan menos contaminación ambiental, mayor velocidad de desplazamiento y más tiempo libre para la familia y para los hijos”, dijo Fernando Álvarez, secretario de Movilidad Distrital.

El gerente de Transmilenio, Fernando Páez, informó que en 15 días se firmarán los contratos y, según el cronograma de actividades, a partir de junio de 2011 el SITP entrará en funcionamiento en cuatro zonas: Usaquén, San Cristóbal, Engativá y Fontibón. Se espera tenerlo plenamente en funcionamiento a finales del proximo año.

Todo el proyecto contempla mejoras en la infraestructura, implementación de tecnología para poder integrar las tarifas y sus sistemas de pago. Uno de los cambios importantes que tendrán los nuevos buses serán los sistemas de acceso para las personas discapacitadas. "Se ha dispuesto en el manual de operaciones que en este primer cambio de vehículos para que haya por lo menos dos buses con accesibilidad por zona. Recordemos que este es un proceso gradual, hoy algunos buses articulados y alimentadores tienen accesibilidad", señaló el gerente de Transmilenio, Fernando Páez.

Sin embargo, para que el SITP realmente exista más allá de los anuncios del Gerente de Transmilenio se necesita que opere el Sistema Integrado de Recaudo, Control, Información y Servicio al Usuario (SIRCI).

Este mecanismo de cobro centralizado recibirá todo el dinero pagado por los usuarios de buses de Bogotá, y posteriormente lo asignará a cada uno de los operadores. El SIRCI manejará mucho dinero (unos 6 mil millones de pesos diarios) que su adjudicación es aún más importante que la del SITP. Esta licitación en este momento está suspendida y se reanudará en los próximos días.

Según Javier Hernández, director del SITP y encargado de este proceso, se espera hacer la adjudicación a mediados de diciembre.

Carlos Augusto Cubillos Romero

No hay comentarios:

Publicar un comentario